Estamos en:
Lima - Perú

¿Qué es un Piercing en la Boca?

Categoría: Odontología General Piercing en la Boca

Es la perforación en los tejidos blandos de la boca como por ejemplo la lengua, los labios o las mejillas para colocar accesorios metálicos.
En los últimos años las perforaciones en la región de la boca se han vuelto muy populares, similares a las perforaciones en las orejas para el uso de aretes.
Los Piercings metálicos colocados en la boca son de diferentes estilos, estos pueden ser barras, tubos o aros. Sin embargo, la perforación de la lengua, labios o las mejillas implica un mayor riesgo que los realizados en las orejas.

¿Cuáles son los riesgos de llevar un Piercing en la Boca?

  • Infecciones: La boca contiene millones de bacterias que pueden causar infecciones luego de una perforación oral. Tocar las partes metálicas después de ser colocados puede aumentar el riesgo de contraer una infección.

  • Sangrado prolongado: Si se perfora un vaso sanguíneo por la aguja durante el procedimiento de colocación, puede ser difícil controlar la hemorragia y haber una pérdida excesiva de sangre.

  • Dolor e Inflamación: Son síntomas comunes luego de colocar un piercing en la boca. Si la hinchazón de la lengua es grave puede cerrar las vías respiratorias y dificultar la respiración.

  • Daño en los dientes: El contacto del piercing con los dientes puede causar desgastes o fracturas en estos. Las restauraciones en la boca como coronas o fundas también pueden ser dañados por estas piezas metálicas.

  • Daño a las encías: Las partes metálicas puede dañar el tejido de las encías causando la retracción de las encías.

  • Interferencia con el funcionamiento normal de la boca: Puede impedir pronunciar las palabras correctamente y causar problemas en la masticación.

  • Enfermedades de transmisión sanguínea: Los Piercings en la Boca han sido identificados como un posible factor en la transmisión de enfermedades como la hepatitis B, C, D y G.

Si a decidido colocarse un piercing debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Mantén el piercing siempre limpio utilizando un enjuague bucal después de cada comida

  • Evita que el piercing este chocando con los dientes

  • Verifica que el piercing se encuentre en perfecto estado cada cierto tiempo para evitar que se suelte ya que te lo podrías tragar

  • Retírelo cuando haga deporte ya que puede causarle alguna lesión

  • Visita al dentista para que evalué si todo esta correcto y no existen síntomas de inflamación o infección

Si no se contrae alguna infección y su piercing oral no interfiere con las funciones normales de su boca, se puede utilizar de forma permanente. Pero asegúrese de ir al dentista si siente dolor o nota algún cambio en la zona.


Antes de perforar cualquier lugar dentro o fuera de la boca consulte con su dentista